jueves, 10 de septiembre de 2015

Consejos para limpiar tu depresor bucal


Cada día conozco más gente que tiene uno depresor bucal y la verdad es que no es fácil limpiarlo cuando ya está muy usado pero si se limpia periódicamente desde el principio no debe haber problema.
Soy usuaria de un depresor por bruxismo (rechinar los dientes mientras duermo) y al principio lo lavaba con con pasta dental y el cepillo de dientes, pero resulta que tiene un olor muy peculiar y desagradable y nunca me parecía que estaba limpio, busqué limpiadores y hay algunos en el mercado, yo suelo usar el de polident, me gusta el olor de la pastilla y se limpia rápido aunque lo deje unas horas limpiando.

Para limpiar tu aparato recomiendo usar un vaso solo para su limpieza, ponerle agua tibia como indican y sumergir una pastilla efervescente y el aparato, atención mucha gente los limpia así pero no se acuerda de limpiar la cajita de colores (la naranja, verde, azul...). Por favor es muy importante limpiar también la caja donde se guarda, para esto uso un cepillo de dientes usado, cuando lo cambio lo dejo para limpiar la caja y el anterior lo tiro y así sucesivamente.

Si tienes uno de estos, recuerda limpiarlo con pastillas efervescentes al menos una vez por semana y limpiar a su vez la cajita donde se guarda, utilizando un cepillo usado y jabón, enjuagar bien y secar.
Hay muchas marcas de pastillas y distintos precios, elige el que más te convenga y no lo dejes sin limpiar, pues se acumulan muchas bacterias en estos aparatos dentales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario